El regreso de una de las mejores tapas de Salamanca

Del mismo modo que si habláramos de huevos rotos en Madrid tendríamos que mencionar, sí o sí, a Casa Lucio, para hablar de patatas bravas en Salamanca hay que hacer historia y recordar al mítico Bar Antonio: las bravas de culto de la ciudad. Una de las mejores tapas de Salamanca que engancharon a varias generaciones de patateros y que, lamentablemente, desaparecieron. O no. Desde hace algunos meses, aquella salsa cuya receta nadie ha conseguido igualar, ha regresado y os contamos dónde*.

Salamanca también es tierra de patatas bravas, pero con un estilo diferente al de Madrid. En la capital, la salsa castiza es roja y suele llevar aceite, harina, pimentón, ajo, guindilla, caldo de carne, etc. En Salamanca la salsa tiende hacia una mayonesa clarita más o menos picante, y entre todas las patatas de la ciudad las más famosas durante más de tres décadas fueron las del Bar Antonio. En su última generación original el bar estaba regentado por Pedro y Ángela. Ellos hicieron de un local pequeñito un enorme templo del buen comer a base de las mejores tapas de Salamanca.

Salamanca también es tierra de patatas bravas y de entre todas ellas, las más famosas siempre fueron las del Bar Antonio: un corte enorme, una salsa clarita y una receta que nadie logró copiar

Mi amigo Pablo Montes (Viajeconpablo.com) disfruta las patatas en el Bar Antonio original mejores tapas de Salamanca
Mi amigo Pablo Montes (Viajeconpablo.com) disfruta las patatas en el Bar Antonio original


El corte de sus patatas era enorme. Tenías que partirla en dos con el tenedor o de lo contrario te rebosaba la salsa por las comisuras de los labios. La salsa era clarita, muy poco densa y con un ligerísimo toque a ajo -que no era ajo- que le daba el regustillo picante. Con la jubilación de ambos, el bar fue traspasado varias veces, pero ya nada fue igual. Hubo intentos de reproducir la fórmula secreta de Ángela, pero siempre faltaba algo y el Antonio perdió su magia.
Pero hay un detallle importante. Durante los últimos años, Pedro y Ángela contrataron a una cocinera para que les echara un cable. No sé si Ángela le contó el secreto de la salsa o ella lo fue adivinando a partir de la lista de la compra, pero el caso es que ha vuelto a cocinar la salsa y la está estaba sirviendo en el Restaurante Hispania 20.

El Hispania 20 posee la receta y con ella, una de las mejores tapas de Salamanca

Había oído los rumores del regreso de ‘las patatas del Antonio’, así que he ido a probarlas y tengo que decir que, sin llegar a ser idénticas, se le aproximan mucho. Eso, para los que éramos adictos, ya es una gran noticia. Para empezar, el corte es diferente. La patata es más pequeña y manejable y también más crujiente. A simple vista la salsa es ligeramente más oscura y densa, pero en cuanto pruebas la primera patata es como teletransportarse a aquellas cuatro mesitas que tenía el Antonio en el ‘reservado’ y donde Ángela te ofrecía unos ‘chipis’, un poco de marujita o un buen lomo.
Es sorprendente lo que se puede recordar a través del gusto. ¿En qué se diferencia esta salsa de la original? Tendría que repetir otro día para cerciorarme, pero la primera impresión en boca fue algo picante. Más picante que las de siempre. El retrogusto también es más intenso que el que yo recordaba, pero sigues comiendo y comiendo y todo se estabiliza. Te parecen las mismas. Bueno, casi, casi.

Es sorprendente lo que se puede recordar a través del gusto. La primera impresión en boca fue algo picante. El retrogusto también es más intenso de lo que recordaba, pero se parecen muchísimo

Tapa de bravas del Hispania: la salsa tiene un color algo más intenso


Por lo que he podido indagar, la receta lleva más especias y sorpresitas de las que pensaba. Me dicen que gran parte de los ingredientes se compraban cerca del Bar Antonio, en Mantequerías Paco. Con el cierre de este otro establecimiento histórico hay que buscar algunos ingredientes en otros lugares. Ahí puede estar esa sutil variación de sabor. En cualquier caso están riquísimas y para mí seguirá siendo una de las mejores tapas de Salamanca.

El pincho del Hispania es más pequeño que la ración del Antonio y cuesta 3,9€. La ración completa puede llegar a saturar si la otra persona no te sigue el ritmo, así que tampoco es desaconsejable pedir una tapa de bravas y otra de jeta. Está hecha al horno y muy reciente. ¿Es top5 dentro de Salamanca? No me lo pareció, pero es que tampoco es tan sublime alguna de la jeta que sirven en bares emblemáticos del centro. La he probado mucho mejor en bares de barrio -Puente Ladrillo- o en pueblos como Vecinos. No dudo de que entre los que se dignen a leer estas lineas habrá gente con mucha jeta. Quizás merezca la pena dedicar un ránking a las mejores tapas de jeta que se pueden comer en Salamanca.
Me llama la atención que siendo un restaurante con una carta muy variada, toda la gente que estaba a mi alrededor estaba comiendo las bravas. El rumor empieza a extenderse por la ciudad y no sé si es bueno o malo, por aquello de la saturación y no encontrar mesa, pero un notición así para los patateros del mundo había que compartirlo.

EDITADO en marzo de 2018: Hacía más de medio desde nuestra última visita a este restaurante para probar las patatas bravas y desde entonces hemos notado que la salsa ha cambiado. Ahora es mucho más intensa en todos los sentidos: más picante, más regustillo a ajo, más fuertes todos los sabores… En conclusión, siguen siendo unas patatas bravas muy ricas y recomendables, pero ya no podemos decir que sean las patatas bravas del mítico Bar Antonio. Queda en exclusiva la opción del Bar Inma.

Author
Periodista. Vivo de lo que escribo y luego escribo sobre lo que me da vida: los viajes memorables, la gastronomía, el vino rico y lo que se ponga.

Comments 15

  1. El jefe del
    Reply

    Ya era hora de que alguien afrontara un tema de calado, como el de la patata brava salmantina. El vacío que dejó el Antonio también trajo consigo un rumor que no sé si acertarás a resolver: cuando se traspasó (imagino) el negocio, ¿también se negoció en el pack la receta?

    Por otro lado, esperando ansioso ese jeta-ranking. Imagino que citarás templos como La Viga, o Casa Ino.

    4 enero, 2017
    • Javier Hernández
      Reply

      Hola ‘jefe’. Siempre se dijo que el traspaso incluía receta, pero lo cierto es que nunca fue idéntica. Esta tampoco lo es, pero sólo con que se parezca ya nos trae muy buenos recuerdos. Tenemos bastantes cosas ya escritas para ir dándoles salida semanalmente. Tengo tiempo para hacer un ‘jeta research’. ¿Conces el Bar Eduardo en Jesús Arambarri? ¿La de Casa Pacheco? Habrá que ir probándolas.

      4 enero, 2017
      • El Jefe del
        Reply

        Ufff, eso son palabras mayores. Estuve dos años desenganchado de la jeta, así que espero ansioso nuevas entradas sobre esta temática, a la que, personalmente, le daría una categoría propia

        11 enero, 2017
  2. Oscar
    Reply

    Hola, así que en Salamanca también hay sitios buenos de Bravas por lo que veo, y son más bien parecidas a las de Navarra o Logroño, desde Patatas Bravas World, os decimos que iremos a hacer un reportaje de los nuestros, Javier, te avisaremos y haremos la cata contigo, vale? Un saludo desde Valencia, tierra bravera.

    4 enero, 2017
    • Javier Hernández
      Reply

      Por supuesto! No estamos solos.

      4 enero, 2017
  3. roberto
    Reply

    Hay que infomarse mejor de lo que uno escribe, la receta original del bar antonio, la tiene un bar de castellanos de moriscos, ya que se la compraron a sus dueños, el bar Inma. vaya usted alli y pregunte.

    9 enero, 2017
    • Javier Hernández
      Reply

      Hola Roberto. Es una gran noticia. Si nos dices el bar nos acercaremos a probarlas también.

      9 enero, 2017
      • roberto
        Reply

        es un pueblecito en el alfoz de salamanca, castellanos de moriscos, el bar inma, de verdad acercaros que merece la pena. un saludo.

        9 enero, 2017
        • Javier Hernández
          Reply

          En cuanto podamos lo vamos a hacer y lo añadiremos al texto. En el post comentamos que es la misma cocinera y que la salsa se le parece mucho pero tiene matices diferentes como el color y el picante. Si en Castellanos la encontramos igual al 100% habra que peregrinar a menudo.

          9 enero, 2017
  4. Joan Gaes
    Reply

    Doy fe, las del Inma de Castellanos de Moriscos son del estilo a las de Antonio.
    No me atrevo a decir que son iguales, pero están buenísimas.
    Javier, debes ir ya y darnos tu valoracion

    10 enero, 2017
    • Javier Hernández
      Reply

      Esta semana sin falta. A ver si el domingo por la mañana…

      10 enero, 2017
  5. Anónimo
    Reply

    Roberto hay que informarse bien antes de escribir este tipo de comentarios. Jamás los dueños del Antonio han vendido la receta a nadie y menos a los dueños del bar Inma que comenta. Si me consta que se la han cedido sin ningún tipo de coste y les han ayudado durante días hasta que aprendieron a hacerlas.
    Un saludo.

    17 enero, 2017
    • Roberto
      Reply

      Pues perdone usted, yo era lo que había oído. Mi culpa entonces por hablar antes de tiempo. El caso es que están muy buenas.

      18 enero, 2017
  6. ¿Quién hace las mejores patatas bravas en Salamanca?
    Reply

    […] le da igual, pero hablas de patatas bravas y enloquecemos. Hace unas semanas escribimos en el post El regreso de una de las mejores tapas de Salamanca que el restaurante Hispania 20 había recuperado las famosas patatas bravas del Bar Antonio. En el […]

    23 enero, 2017
  7. Las mejores patatas bravas de Salamanca | HOSTERIA SARA
    Reply

    […] El regreso de una de las mejores tapas de Salamanca […]

    30 enero, 2017

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *