Una nueva opción para comer cocido en Salamanca

Los siete sacramentos del cocido. comer cocido en salamanca
Los siete sacramentos del cocido

Pleno mes de mayo, temperaturas por encima de los 20 grados y en lugar de escribir sobre ensaladilla rusa os voy a hablar de un cocido. En estas fechas se puede, perfectamente, comer cocido en Salamanca. Nosotros hemos ido a descubrir el que están sirviendo en la Taberna La Recuela, abierta hace relativamente poco, y os lo recomendamos.

Podríamos decir que existen dos tipos de cocido: los que se cierran con café, chupito y ambulancia; y los que te permiten ir a trabajar después de comer. Este es de los segundos.

Hay dos tipos de cocido: los que acaban con café, chupito y ambulancia, y los que te dejan ir a trabajar

Sopa de cocido, con proporciones a elegir. comer cocido en salamanca
Sopa de cocido, con proporciones a elegir

Empieza con un clásico aperitivo pre-cocido como son las olivas con pimentón y chiles. Cuando la boca ya te arde por el picante de la guindilla, entonces se agradece la sopita. ¿Cómo es la sopa? Pues como tu la elijas. Te dan a elegir si quieres que te la sirvan caldosa, ‘fideosa’ o normal. No hace falta explicar los términos.

Otras veces en las que hemos decidido comer un cocido en Salamanca nos han ofrecido una segunda sopa de pan. Aquí no la hay, y mejor. No me fascina. Es una pérdida de espacio estomacal ineficaz teniendo en cuenta lo que te falta por delante.

La sopa de pan me parece una pérdida de capacidad estomacal inútil. Aquí no la sirven

Garbanzos con verdura y patata. comer cocido en salamanca
Garbanzos con verdura y patata

El cambio de tercio llega con un buen plato de garbanzos -hasta que le digas ‘para’ al camarero-, verdurita con un toque de vinagre, zanahoria y patata. Este es el plato en el que sueles quedar tocado para lo que falta de comida, por eso mucha gente pide que le mezclen el garbanzo con la sopa y se come más fácil. Comer un cocido es, incluso, más pesado que comer una fabada, pero al existir variedad entre los platos y el cambio de sabores hace que sea más apetitoso, aunque los botones estén a punto de reventar.

Los siete sacramentos al comer cocido en Salamanca

Los siete sacramentos del cocido. Comer cocido en salamanca
Los siete sacramentos del cocido

Llega el momento de los valientes: los sacramentos del cocido. Aquí cada restaurante hace un poco lo que le da la gana. Los hay que le ponen costilla, otros lengua, pollo… Los de La Recuela son relleno, chorizo, morcilla, tocino, jamón, codillo y ternera. Lo sirven de modo que toques a una unidad por persona. No son esas cantidades inhumanas que se ven por ahí, pero difícilmente se terminará todo. Especialmente rico el jamón y las bolitas de relleno.

El cocido incluye postre que esta vez fue una tarta de trufa y un poco de piña natural para creerte que tampoco te has pasado tanto. Mil y pico calorías se queman subiendo unas escaleras.

El precio de este cocido son 15 eurillos por persona -una de las opciones más baratas para comer cocido en Salamanca- y lo preparan expresamente los miércoles.

Author
Periodista. Vivo de lo que escribo y luego escribo sobre lo que me da vida: los viajes memorables, la gastronomía, el vino rico y lo que se ponga.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *