Bacalao skrei: es ahora o hasta el año que viene

Bacala skrei a la plancha con sal negra y aceite de trufa. Bacalao skrei
Bacala skrei a la plancha con sal negra y aceite de trufa

Tiene una etiqueta negra y dicen que es el bacalao más sibarita. Es el bacalao skrei: la especie procedente de los mares de Noruega que sólo se puede comer durante los actuales meses. Todos los restaurantes a los que les gusta trabajar con productos de temporada lo incluyen estos días en sus cartas de muchas formas diferentes. Nosotros lo hemos probado de una forma tan rica que sólo vamos a hacer esa recomendación.

Nuestro “plato por el que merece la pena ir a un restaurante” es el bacalao skrei a la plancha con sal negra, aceite de trufa y patata al horno con alioli de piquillo. Va a ser la primera vez que nos repitamos a la hora de hablar de un restaurante, pero es que es inevitable: si hablamos de comer bacalao en Salamanca no podemos pensar en otro lugar que no sea el restaurante Mencía.

El Vega Sicilia no puede mezclarse con gaseosa, el pata negra de Guijuelo no debería usarse para un pa amb tomaquet, y al bacalao skrei no habría que añadirle salsas adicionales. Este plato que hemos disfrutado en el Mencía es un exquisito lomo marcado a la plancha: cocinado en su punto justo, perfectamente laminable, carnoso a la vez que suave… Una pasada de pescado. Es de esas presentaciones por las que un carnívoro acérrimo estaría dispuesto a cambiarse de acera. Entiéndase el símil.

El skrei es un bacalao tan puro que no conviene mezclarlo con salsas ni un exceso de ingredientes

Un bacalao skrei vestido sólo con aceite de trufa

Media porción del skrei a la plancha que se sirve en el Mencía. Bacalao Skrei
Media porción del skrei a la plancha que se sirve en el Mencía

Ese pescado puro a más no poder tiene por encima unas escamas de sal negra que potencian el sabor del bacalao. Y para que no se dispare el sabor salado, un toque de aceite de trufa que lo equilibra todo y lo hace muy sedoso en boca. Hay que ir separando las lascas y disfrutarlo en la boca.

Para que no sea demasiado simple nos lo han acompañado con una patata al horno cubierta con un alioli de piquillo espectacular.  Nos encantan los alioli para complementar pescados y arroces, pero nunca habíamos probado uno de piquillo. Nos ha maravillado.

Durante estas jornadas del bacalao skrei la carta del Mencía incluye un montón de creaciones en las que se incluye este ingrediente. Es un clásico el skrei con pulpo a feira, mientras que la versión más novedosa sería la del skrei con arroz, plancton y frutos del mar. También sorprende la receta de skrei, crema de calabaza, puerro y jengibre.

Un par de ideas para completar

Alcachofas rellena de setas y queso gratinado. bacalao skrei
Alcachofas rellena de setas y queso gratinado
El clásico bacalao Mencía. Lo puedes pedir en skrei. bacalao skrei
El clásico bacalao Mencía. Lo puedes pedir en skrei

Estoy casi seguro de que no va a pasar, pero si a alguien le satura tanto skrei puede recurrir a los infalibles de la carta  como unas alcachofas rellenas de setas y con salsa de queso gratinado, o el inconfundible, inigualable e insuperable bacalao al estilo Mencía. Si se dejan recomendar, ya tendrán ocasión para pedir de carta más adelante: prueben tantas formas de skrei como sean posibles.

Para esta ocasión hemos llenado las copas con una botella de El Lagar de Isilla 2015.

Se trata de un vino blanco de Rueda correctísimo en todos los sentidos. Casi imposible encontrarle un ‘pero’ y por un precio bastante ajustado. Como casi todos los de Rueda.

Y poco más que añadir. De este restaurante ya hemos hablado en anteriores ocasiones, así que todo lo relativo a postres, café y puros no viene a cuento en este post. Un plato por el que ir a un restaurante.

Author
Periodista. Vivo de lo que escribo y luego escribo sobre lo que me da vida: los viajes memorables, la gastronomía, el vino rico y lo que se ponga.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *